Crónica del acto “La Mediación, un derecho de los ciudadanos” celebrado en Madrid.

Dar a conocer la mediación es un deber ciudadano que compartimos todos,  porque si la mediación no es conocida no puede ser elegida. Tenemos que cambiar el uso de la fuerza por la fortaleza de la palabra.

Con el título, LA MEDIACIÓN, UN DERECHO DE LOS CIUDADANOS, la Fundación Atención y Medición para el Cambio (ATYME) organizó, el 26 de octubre, en la sede madrileña de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, un acto-coloquio con el objetivo de dar a conocer el beneficio de la mediación para abordar los conflictos de cuya convocatoria se hizo eco esta web.

Durante el acto se celebraron dos mesas. La primera de ellas, coordinada por Luis Aurelio González, juez de Familia de Madrid y presidente de GEMME, presentó el beneficio de la mediación en contextos diversos como los conflictos surgidos en temas de discapacidad, los mayores y con la ciudadanía en general.

La segunda mesa, coordinada por José Luis Utrera, juez de Familia de Málaga y Patrono de ATYME, presentó la idoneidad de la mediación para que los padres alcancen acuerdos y puedan seguir compartiendo la responsabilidad en el cuidado de sus hijos. La presentación del estudio, realizado por Atyme, corrió a cargo de Sacramento BarbaFrancisco Iglesias y las experiencias de cinco personas que han participado en el programa de mediación. Juntos, mediadores y mediados nos mostraron el beneficio de la mediación en este contexto.

Si la presentación del evento fue realizada por Félix Barajas, Director General de Servicios para la Familia y la Infancia del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y por la presidenta de la Fundación ATYME, María del Carmen Medrano, la clausura fue responsabilidad de Trinidad Bernal, que resaltó la importancia de haber contado con dos manifestaciones experienciales de primera mano: la de las personas que han elegido la mediación para dar salida a sus conflictos y la de los jueces, mostrando la poca efectividad del sistema adversarial para concluir con el conflicto.

Sin duda un evento muy importante para la difusión de la mediación.